La mujer y el machismo

A lo largo de la historia, se han observado textos históricos, usados en el bachillerato, en dónde no sólo se aprenden los diferentes períodos de la humanidad, desde la prehistoria hasta nuestros tiempos; también se pueden ver los roles decisivos y de gran importancia, que las mujeres han tenido en las diferentes batallas de la historia, entre las más conocidas están: “Juana de Arco”, “Policarpa Salavarrieta”, “Manuela Santos”, entre otras; teniendo en cuenta que no se les da el crédito que merecen.

Es una lucha constante en el pasado por ser reconocidas y que en la actualidad sigue vigente, también están luchando por igualdad de oportunidades frente a los hombres. Algo que en el diario a vivir se evidencia bastante contradictorio; ¿Cuántos de nosotros hemos escuchado alguna vez a nuestras madres, tías, hermanas y amigas decir: “una mujer se ve peor que un hombre si fuma, bebe hasta perder el sentido, regresa a altas horas de la noche a la casa, si dice vulgaridades, si es promiscua?, y muchos otros calificativos o comportamientos que no se terminarían de mencionar aquí, en los que siempre la mujer va a perder y el hombre se verá bien.

¿Acaso el machismo no está más arragaido en las propias mujeres?. El pensar que muchas madres han criado a sus hijas, bajo el estandarte de que si eres mujer y tienes determinados comportamientos, actúas o haces algo de determinada manera serás déplorable, no serás apta para ser la mujer ideal, nunca te casaras. Esto no es sólo terrorífico para una niña que se hace mujer; sino que se clasifica limitando al punto de que si perteneces al género femenino sólo puedes comportarte, hacer y actuar de determinada manera, pero si eres hombre, todo está permitido.

Lo anterior suscita algo que se publicó en el “Slut Wall” en Londres: “No nos digan como vestirnos, enseñénle a los hombres que no nos violen”; irónicamente esas palabras fueron pronunciadas por prostitutas, mujeres que ante los ojos de las beatas y mojigatas son reprochables; teniendo la sabiduría que el mundo de las calles les ha dado, con la sensatez y sobriedad, que a las mojigatas y beatas les falta. Si leemos con atención las palabras que ellas pronunciaron en Londres, vemos la educación que deberían tener los hombres, para así tal vez acabar con la violencia de género y el machismo radicado en algunas mujeres.

image

Publicado desde WordPress para Android

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s